Terapia de diapasón o “Sonopuntura”

Los diapasones se aplican directamente sobre el cuerpo y se colocan en los puntos de acupresión de forma muy similar a la acupuntura.

Los beneficios más comunes de la terapia de diapasones son:

– Desintoxicación neuro-linfatica

– Ayuda a la flexibilidad y al movimiento de los huesos y las articulaciones

– Alivio del dolor

– Estimula el flujo de la linfa y la sangre

– Profundo estado de relajación

– Calmar el sistema nervioso

Los diapasones fueron inventados originalmente para crear un tono puro con el que los músicos pudieran afinar sus instrumentos.

Cuando se golpean, los diapasones emiten ondas sonoras puras que se transmiten rápidamente por todo el cuerpo. Los oídos juegan un papel vital en la curación con sonido de diapasones, ya que transmiten los sonidos directamente al sistema nervioso a través de la red neural y a los órganos principales.

Los diapasones trabajan en el campo energético y en el centro de los chakras, equilibrando y energizando el cuerpo energético y el aura, así como el cuerpo físico, ya que las frecuencias pueden llegar más directamente a los meridianos, chakras o zonas del cuerpo que pueden estar bloqueadas.

Mientras en la acupuntura se utilizan agujas para estimular los puntos de los meridianos del cuerpo,  los diapasones  estimulan los mismos puntos. Dada la naturaleza vibratoria tanto de nuestros cuerpos como de los diapasones, esta “sonopuntura” – acupuntura con sonido – puede devolver la armonía a cada meridiano y a sus órganos correspondientes de forma rápida y efectiva a través de la resonancia simpática. La vibración se expande hacia afuera a diferencia de una aguja de acupuntura que necesita ser colocada con bastante exactitud.

Los huesos son particularmente buenos conductores del sonido y la sonopuntura facilita el movimiento y la flexibilidad y ayuda al desarrollo del tejido conectivo y muscular. Las vibraciones sónicas transmitidas a través del los diapaones estimulan el flujo de la linfa y la sangre en la área de aplicación, lo que puede potencialmente acelerar el proceso de curación. Las frecuencias más bajas promueven una profunda relajación que luego ayuda a la eliminación del estrés y de las toxinas acumuladas en las articulaciones.

También uno de los nervios más largos del cuerpo, el nervio vago tiene una rama que lo conecta al oído y que puede ser activado por la estimulación del sonido. Esto tiene un poderoso efecto regulador en todo el sistema nervioso y puede crear una profunda relajación o estimulación dependiendo de las frecuencias que se utilicen.

Se recomienda la práctica continua para obtener los mejores resultados.